NO TE PIERDAS HOY.....

martes, 1 de abril de 2008

Makoya

(y ahora la confabulación judeojaponesa)

Artículo "Makoya", procedente de la versión del 12 de marzo de 2008 de la Wikipedia, bajo licencia "Libre de documentación GNU". Su historial de autores puede consultarse aquí.

Los makoya son una secta del Japón con más de 60.000 adeptos que estudian la Torah y la sabiduría del judaísmo tradicional.

Fue fundada en 1948 por el hombre de negocios Abraham Ikuro Teshima.

Los miembros de esta secta realizan anualmente un peregrinaje a Jerusalén para rogar por la paz de Israel.

Son admiradores y colaboradores del Estado Israelí, tienen una delegación en Jerusalén, y, siempre que pueden y su economía se lo permite, visitan el país, aun cuando muchos creyentes judíos no lo hacen.

La secta makoya se fundó en los años 50, en el distrito de Tiushiu, como respuesta a los horrores de la II Guerra Mundial. Actualmente el núcleo activo tiene 2.000 miembros, pero los feligreses son más de 30.000.

Los makoya mandan cada año a Israel por lo menos a 30 jóvenes para estudiar en la Universidad Hebrea de Jerusalén.

La secta posee muchas delegaciones en ciudades japonesas, así como en los EE UU, Brasil, e Israel.

El grupo ha mantenido lazos con el kibbutz de Hefziba durante más de 30 años, y más de 600 estudiantes japoneses han estudiado en el kibbutz Ulpan.

En el Centro Makoya de Jerusalén, entre 60 y 70 estudiantes estudian hebreo, la Biblia y el judaísmo.

Unos pocos japoneses de la congregación makoya, dicen provenir de la tribu de Hada, que, a su vez, procede de Zevulתn (Zabulón).

Fundador
El movimiento fue fundado en 1948, tras el establecimiento del Estado de Israel, por el profesor y hombre de negocios Abraham Ikuro Teshima, muy espiritual y amante de Israel. Aceptó el nuevo nombre a Avra.am, después de agregar a las verdades evangélicas los elementos del estudio del rabino A.Kuka, de M.Bubera y de A.X.Ewela, aunque él seguió siendo cristiano protestante.

Creencias
Los miembros del movimiento makoya creen en la Biblia.

La denominación makoya significa tienda de campaña de la Congregación.

No tienen ninguna casa formal para el rezo y prefieren realizar sus oraciones en las casas de los creyentes.

Los símbolos de su movimiento son la Menorah, tal y como está descrita en la Biblia, y la estrella de David.

La religión makoya es una mezcla de doctrina judía, budista, cristiana y creencias japonesas ancestrales. Es una religión muy humanista y proisraelí. De hecho, en esta época actual, en que la Sojnut no logra atraer a muchos grupos de judíos a visitar Israel, los makoya sí vienen.

Los makoya interpretan el Antiguo Testamento al pie de la letra. Por ello creen que a los israelíes les corresponde gobernar no sólo Jerusalén, sino desde el Nilo hasta el Eúfrates.

Los makoya tampoco creen en el feminismo.

Para este grupo son reales las profecías del Antiguo Testamento. «El advenimiento del Redentor está próximo», afirma Moisés Taisho, el líder espiritual de la secta.

Muchos israelíes no ocultan su satisfacción con este movimiento: «Vienen del otro lado del planeta y apoyan nuestras reivindicaciones sobre Jerusalén»; «Que aprendan de los japoneses» , comentan algunos (algo inaudito, considerando que algunos políticos israelíes son partidarios de renunciar a la parte oriental de la ciudad, y cederla a los palestinos).

La secta mantiene lazos fuertes con la Biblia, la tierra de Israel, la herencia de Ben Gurion y con el desarrollo del Neguev, y acentúa la relacíón personal entre el hombre y Dios.

Vestimenta
Los sectarios se atan unos pañuelos a la frente, que les confiere un aspecto sumamente amenazador, como el de los kamikazes antes de emprender un ataque suicida. Pero las consignas, escritas en japonés y en hebreo proclaman shalom (paz) o reproducen versículos de la Biblia.

Algunos van ataviados al estilo occidental; otros, con túnicas blancas, también cubiertas de alusiones a la Ciudad Santa.

Celebraciones
Todos los años, el sonido de un gong estremece Jerusalén. Son los makoya, que desfilan por la ciudad, mostrando su amor a Israel y a las Sagradas Escrituras. Es un ritual que se repite con total exactitud.

El desfile comienza en la Plaza de París, donde, curiosamente, también las feministas suelen convocar sus mítines. La procesión desciende por la calle peatonal de Ben Yehuda, donde están diseminados los cafés de moda y las tiendas de recuerdos.

Cuando los makoya tuvieron conocimiento de los daños causados por la segunda guerra del Líbano, decidieron, durante su asamblea anual, asignar una contribución a la reconstrucción de los lugares calcinados.

Zabulón
Algunos makoya sostienen que descienden de japoneses y de la tribu de Zevulún (Zabulón), cuyos miembros navegaron hasta las costas del Japón en la Edad Media.

Pero los makoya no son descendientes de ninguna tribu perdida, sino una religión que surgió en Japón en la época de la posguerra, cuando muchos japoneses empezaron a sentirse avergonzados por la actitud de su ejercito durante la Segunda Guerra Mundial, y se agruparon en una nueva religión que enfatizaba un vínculo simbólico con la tribu de Zevulún.

Véase también
  • Chiune Sugihara.
  • Plan Fugu.
  • Makuya.